Del “me gustas”, al “te amo”…

-¡Profe, profe!, ¿recuerda acerca del chico que le comenté la semana pasada?

-Sí, así es. Mmm…creo que te gusta, ¿verdad?

-Profesor, la semana pasada me gustaba, empezamos a andar y a una semana estoy enamorada de él y ¡lo amo!.

Jamás había visto desfilar tantos casos de adolescentes con “enamoramiento precoz” y utilizar la palabra Amar en cada una de las incuantificables relaciones de parejas que tienen en su vida estudiantil.

¿Será que Amar es una palabra sobrevaluada, o mejor dicho más devaluada por encima de un peso frente al euro?

Los tiempos que vivimos en la actualidad son prematuros, rápidos, concisos y por si fuera poco, efímeros. Por el hecho de que así son considerados.

La revolución tecnológica, los medios de comunicación masiva y un sinfin de cuestionamientos, etiquetas y críticas exponenciales por la sociedad, han generado un acelerado reloj interno que se interconecta en nuestras neuronas en aras de suprimir la noción del tiempo inconscientemente.

Inmediatez, eso es lo de hoy: en el trabajo, en las relaciones socio-afectivas, e incluso espirituales. Las hemos perdido.

¿Se extravían por accidente o deliberadamente? Considero que las hemos apartado y guardado en el desván de nuestro inconsciente colectivo.

Retomo las sagradas palabras de la sexóloga más longeva del mundo Shirley Zussman, respecto a Las Siete Lecciones Sobre el Amor:

“Estoy anonadada al ver la falta de conexión entre personas por culpa de los iPhone. Hay mucho menos contacto físico. Hay menos tocamientos, menos conversaciones, menos abrazos, menos miradas… La gente siente placer mirando a otras personas, sonriéndolas, tocándolas… Necesitamos tocar para sentirnos queridos. Este es el principal problema de la generación actual. No entiendo por qué la gente no echa eso en falta”.

¿Cuántas veces no hemos estado en el transporte público, en parques, en bodas, cumpleaños, reuniones, y contemplamos a todas aquellas personas “perdidas” en el ciber-espacio mediante sus dispositivos electrónicos?

No obstante, las generaciones anteriores, los adultos, no quedamos exentos de lo que enfatiza Zussman. También perdemos la noción del tiempo-espacio que conlleva a una consecuencia de poner en práctica cada vez menos nuestras habilidades sociales con nuestra familia/amigos, el tacto y mirada con la pareja y por ultimo, el lenguaje del amor.

Ese lenguaje del amor que desvanece paulatinamente conforme las estaciones del año reinician su ciclo infinitamente en el espacio.

La sociedad actual distorsiona la palabra Amar, porque el amar es tocar, sentir y disfrutar de los microscópicos filamentos del corazón de la otra persona.

Es cuando se presenta esa persona que amas e incomprensiblemente, el tiempo se detiene de forma inesperada. Las pupilas se dilatan en amplitud con la radiografía visual que realizas de ella; el corazón palpita con una aceleración que desafía los estándares de la física, la sudoración que emerge de tu frente y manos, asimila una actividad volcánica a punto de estallar. Las palabras no emiten sonidos, las cuerdas vocales guardan silencio y observas una luz que a su alrededor que irradia paz y tranquilidad en ti.- Es así como siento el estar enamorado.

Eso es una fracción atomizada de lo que se podría considerar amar a una persona. Creo que en el amor a primera vista, pero a mi no me ha tocado alguna experiencia así y no me lo han contado. Así que no puedo emitir una opinión al respecto. Reanudando el tema sobre el amor, ni las Ciencias Cuantitativas y Cualitativas pueden explicar el Amor.

Lo que sí se es que para amar a una persona es con la serie de interacciones, eventos, sucesos, cariños, palabras, conversaciones, errores, sonrisas, lágrimas, detalles, regalos, afectos, expresiones corporales, miradas, chistes, bromas, tacto, fusión del alma, diferencias, gustos y compatibilidad, rarezas y locuras, puedes pasar por las etapas del me interesas, me gustas, te quiero y te amo.

4c2c59b393ab4e2784b0a0bbd4e00e7d
Como decía la escritora Adriana Andivia: “las cosas solo hay que dejarlas fluir y no empeñarnos en forzar lo que vendrá de manera natural”.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s