El alma sin orientación sexual…

Recientemente, acabo de leer el artículo publicado por SexoDudasyMas el cual llamó mi atención y lleva por título La sensualidad no tiene género y que fue recomendado por el blog de Eróticamente Hablando.

En mi opinión particular considero que, efectivamente, la sensualidad no tiene género específico. Y lo recuerdo a través del Anima y Animus, que son conceptos de Carl Jung, donde el Anima (presencia femenina) está presente en el inconsciente del colectivo masculino; mientras que el Animus (presencia masculina) se localiza en el inconsciente femenino.

Y voy a profundizar un poco más allá del aspecto terrenal, porque nuestro cuerpo se constituye del alma, que es la fuente de vitalidad que alberga durante toda la vida. El cuerpo es un contenedor de sentimientos positivos o negativos, emociones y de energía.

Así que cuando arribamos a este mundo, el alma se deposita en un cuerpo, ya sea masculino o femenino, pero dicha alma no posee una orientación sexual (tanto el Anima como el Animus fluye internamente). El alma lo que desea es buscar la felicidad a través del placer, y uno de ellos es la sexualidad sagrada.

Los casos exhibidos en el blog de SexoDudasyMas demuestran el alma pura de los infantes que recién ha llegado a la Tierra. Y debo decir que nos hemos alejado de la Sexualidad Sagrada y hemos puesto más atención a una “Sexualidad Superficial”, así lo llamaría yo.

En la Sexualidad Sagrada considero que el ser humano es un ser holístico, un todo. Que viene a la Tierra para disfrutar de la vida y ser feliz en su sexualidad. Porque el alma es un “ser sagrado” que debe ser honrado. El acto sexual es un regalo a la Madre Naturaleza, a nuestro Creador y a la pareja, o a sí mismos por medio de la masturbación.

Como lo dijo un día, mi catedrática con especialidad en Psicología Infantil:

“Los seres humanos se mueven por placer, pero estamos regidos por reglas morales de lo que SE DEBE Y NO SE DEBE HACER Y/O PENSAR. Todo es placer, desde nuestra comida favorita hasta los hobbies que practicamos y obvio la sexualidad.

Pero por el hecho de estar almacenado en un cuerpo (hombre o mujer), la sociedad dicta que si naciste con un pene eres Hombre, y si se compone de una vagina, serás Mujer. Es un tema extenso que, próximamente escribiré respecto al advenimiento y apertura del Tercer Sexo que son los Shemales o Ladyboys. Particularmente ellos creo están en el epicentro de la sexualidad. Pero todo nos conduce al punto inicial: estamos en esta vida para felices y olvidarnos de la discriminación, racismo, prejuicios, etiquetas o imposiciones sociales.”

-“Cuando yo tenía cinco años, mi madre me decía que la felicidad es la clave para la vida. Cuando fui a la escuela, me preguntaron qué quería ser cuando fuera grande, escribí SER FELÍZ. Me dijeron que yo no entendía la pregunta. Les que dije que no entendían la vida.”

John Lennon

Gracias por leerme.

31e2d7b9ee67f3ea969fc5c68e418247

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s